martes, 12 de enero de 2016

SILENCIO Y ENERGÍAS RENOVADAS



      Los tres últimos cursos han supuesto muchísimos cambios importantes en el funcionamiento, la organización e incluso la apariencia de nuestra aula. Estos cambios no han sido solamente metodológicos o estéticos, creo que el más significativo de ellos ha surgido en mí, en mi forma de entender la educación. 

    Tras varias formaciones intensivas sobre acompañamiento emocional y escuela viva y activa, vamos aplicando de forma progresiva muchas cositas. 

     Voy a nombrar a algunas de las personas que han dejado huella en mí durante los últimos años:

Mar Romera encendió algo en mí cuando coincidimos trabajando en las jornadas de Edelvives hace unos años, es presidenta de la Asociación Franccesto Tonucci, pedagogo al que admiro muchísimo e ingenioso ilustrador bajo el seudónimo de Frato. Disfruto y reflexiono leyendo sus fantásticas viñetas en las que siempre nos muestra el mundo y la escuela con ojos de niño.
Fuente de la imagen


Por otra parte, Jordi Mateu y el acompañamiento emocional llegaron hasta nosotras en el momento en el que nos estábamos dando cuenta de que algo no llegaba a funcionar del todo.

Después, realizamos un curso sobre material Montessori con Céline Hameury  y se nos brindó la oportunidad de continuar la formación sobre escuela viva y activa con Astrid Ruiz, visitando la escuela Congrés Indians de Barcelona.  
Fuente de la imagen
 Durante el verano cerramos un año cargado de información e ideas renovadas con un intensivo sobre acompañamiento emocional de la mano de Verónica Antón.
Gran parte de toda esta formación se la debemos a las personas que trabajan en el cole Princesa de Asturias de Elche, admiro su apuesta por una escuela pública diferente.
Fuente de la imagen
      En ningún caso podemos decir que nuestra escuela/aula sea viva y activa, somos conscientes de nuestras limitaciones y estamos muy lejos de ello, pero sí nos encontramos algo más cerca que antes. 

     Lo que tengo claro es que se han producido grandes cambios y que los valoro como muy positivos. Creo que mis peques están siendo respetados en sus procesos madurativos y me siento feliz por ello.
       La escuela debe mantenerse activa, en constante proceso y abierta a los cambios de por vida para poder atender de forma real las necesidades de los pequeños en una sociedad cambiante.

 Nuestra mente debe abrirse y no estancarse.

¡Equivoquémonos y sigamos aprendiendo!

video



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...